sábado, 7 de febrero de 2009

CARTA ABIERTA A UN AMIGO


Querido Pedro;
Si existe dudas de que es lo que quieres y a donde vas, creo sinceramente que a los que no han creido en tí, has sabído contestar con tus agallas, que en inglés dirían "to have guts".
Con tu entereza,tu fuerza de superación, tu entrega y tu entusiasmo, has demostrado con creces, que de todo se sale y a todo se llega.
En tu profesión y al igual que en todas, existe una pirámide definida, compuesta por una base y un vértice o cúpula. En ella te hayas en la base y siempre he creído y lo sigo creyendo, que algún día y no muy lejano, con esfuerzo dedicación, entrega y entusiasmo, llegaras a esa cúpula donde se encuentran los grandes, los que hacen historia.
Desde que empezaste, he sido y lo seguire siendo un seguidor incondicionalmente tuyo.
a mí precario modo de entender este arte, algo he visto en tu toreo, que ni grandes figuras me logran mostrar. No han sido pocas las veces que me han llegado críticas de tu toreo y de tu forma de entenderlo, mi contestación siempre ha sido la misma, "tiempo al tiempo, que el tiempo siempre pone a cada uno en su sitio."
Hace poco,un buen amigo mio de 84 años de edad, inversor en bolsa, amante del arte taurino y franquista hasta la médula, me comento;
Joaquín, cuando inviertes en bolsa, la primera pregunta que te debes hacer es la misma que se hacen los toreros en el patio de cuadrillas. "Invierte hasta cuanto estes dispuesto a perder".
Pedro, para mí, la temporada 2008 invertiste hasta tu propia vida por llegar a la grada, por agradar, por gustar y por que así lo sientes tú.
Tu afán por querer seguir aquí y por llegar a ser algo en el toreo, te han dado fuerzas para recuperarte, en tiempo relámpago y poder afrontar la temporada 2009 con grandes expectativas.
Estoy totalmente convencido que esta temporada, va a ser tu temporada de éxitos y que vas a callar muchas bocas.
Las cosas más bonitas, muchas veces solo las saben dos personas, una MADRE y un HIJO.
Una MADRE, que sufre la trayectoria de una vida propia,que es su HIJO y un HIJO qu lucha por esa trayectoria.
Por eso amigo Pedro, ha llegado tu hora, atrás quedaron tardes "mu complicás", donde había más que perder que ganar. Tarde apacible, tarde de gloria. Al son de pasodobles taurinos, donde espero y deseo que alguna vez SIERRABRAVA, suene al compás de tus verónicas, al son que narran tus muñecas y tu corazón.
Pedro, llevas sangre de valiente y tu serás el mejor galardón, por tí he apostado y por ti apostare.
Para despedirme, permite a este humilde amigo tuyo darte un consejo;
"Para tener éxito no tienes que hacer cosas extraodinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien."
"Eres una persona que respira y transpira inteligencia sin hacer alarde de ella."
Tu siempre amigo;
Joaquín Ramírez Sánchez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena al autor de esta bella carta y mucha buena suerte al destinatario de tan emocionantes palabras.

CARMEN dijo...

Maravillosa la carta, la he leido varias veces y cada vez que la leo se me entiernece el Corazón.

Muchisimas gracias Joaquín, por escribir estas cosas tan tiernas y llenas de sentido, en este Blogg.
Me ha encantado el enfoque.